lun. Sep 16th, 2019

San Martín perdió ante Newell’s con tres penales.

El verninegro no pudo sumar en rosario, y se trajo una derrota demasiado abultada para cómo se dio el partido.
En líneas generales, la Lepra fue más que San Martin, aunque los de Forestello llevaron complicaciones en varias ocasiones. Con esta derrota los verdinegros quedaron afuera de la zona de descenso apenas con un punto más que Patronato.

En el primer tiempo hubo varias ocasiones de gol por bando, a pesar de que el conjunto local fue más. De todos modos, las más claras parecieron ser las de San Martín: un mano a mano de Cristaldo que tapó Aguerre y el tiro en eltravesaño de Dening.

Newell’s se había insinuado desde temprano: a los 4’ Insaurralde le erró a la pelota tras centro de Maxi; a los 6’ lo perdió Formica (todos pidieron penal a Alexis, que no existió) y un minuto después se lo sacaron a Paredes, que se aprestaba a marcar de cabeza. Con intermitencias, los del Parque eran más. A los 27’, Insaurralde perdió tiempo en el área, giró y su disparo se fue cerca del palo izquierdo. Pero le costaba generar peligro a las espaldas de los volantes verdinegros. Hasta que llegó un pase profundo para Maxi, le falta de Ardente sobre la Fiera y el grito de Formica para el 1 a 0 con el que se fueron al vestuario.

En el complemento,las salvadas de Aguerre fueron las columnas que sostuvieron el 1-0: primero, se lo ahogó a Alex Silva con una estirada espectacular. Y a la salida de ese córner, volvió a tapar un disparo al primer palo. Newell’s entró dormido, pero los cuyanos no pudieron aprovechar ese momento y se fueron apagando de a poco.

Hasta que llegó la jugada que liquidó el pleito: Nadalín se filtró en el área y convirtió, pero Echeverría cobró una infracción previa sobre Alexis y marcó penal. Pese a las protestas, Maxi tuvo la jerarquía para no ponerse nervioso y colocar el segundo. Un disparo al corazón para los visitantes.

Después, Newell’s pudo golear antes del momento en el que llegó el tercero. Insaurralde dilapidó un mano a mano y Joaquín Torres se la picó a Ardente, con la mala fortuna de que el balón dio en el palo. También el Santo pudo descontar, pero Aguerre se ganó la ovación con otra atajada de las suyas. Y en la última acción, otro penal sobre Insaurralde (fue afuera) le dio a Figueroa la chance de gritar el suyo.

San Martin dejó pasar una nueva oportunidad de alejarse más del descenso.